British Internacional School of Marbella

BRITISH INTERNATIONAL SCHOOL OF MARBELLA

Andrés M. Mateo Fernández. Arquitecto
MoMaa. Colaborador
Año 2020

El colegio está ubicado en un lugar privilegiado, íntimo y céntrico a la vez, con extraordinarias vistas al mar y la montaña. 

Con la colaboración de especialistas educativos, se ha diseñado una escuela que integra pedagogía, funcionalidad y amplitud sin renunciar a la sostenibilidad y estética. 

Las amplias zonas comunes, se entienden como zonas de encuentro e interactuación entre los alumnos, generándoles reacciones emotivas amén del conocimiento. Las aulas visualmente permeables estimulan el desarrollo emocional y educativo de los niños, aprendiendo de los que les preceden. Este edificio de vocación atemporal, busca suscitar en sus noveles usuarios emociones y experiencias que refuercen y estimulen la creatividad y reflexión, en un entorno físico creado para ellos. 

El edificio de tipología claustral busca una conexión interior-interior. La circulación, fácilmente legible, se realiza a través de grandes galerías entorno a dos patios y como punto céntrico un ágora (auditorio) que busca maximizar la relación entre sus usuarios mediante una gran permeabilidad visual que alcanza hasta los espacios exteriores rodeados de vegetación. 

La construcción sincera se ve reforzada en su materialidad, buscando re-definir materiales tradicionales mediante un juego de ladrillos vistos de colores en armonía con el hormigón visto y un elegante y sobrio muro cortina, definido para entenderse como un diseño contemporáneo sin echar de menos la arquitectura estéril. La sostenibilidad, una de las premisas, se buscó mediante estrategias combinadas pasivas, mediante la zonificación de modo a maximizar la iluminación natural, grandes porches para la protección solar y recogimiento, empleo de materiales próximos; y activas, mediante un sistema constructivo eficiente combinado con placas solares que lo clasifican energéticamente en clase A.